Creemos en el poder de las personas para cambiar sus vidas
Fundación Parentesis - Hogar de Cristo

Apoyo en planes de “alcohol/drogas”, “convivencia escolar” y “afectividad, sexualidad y género”

Cada vez existe más interés para abordar la importante tarea de preparar a niños, niñas y jóvenes para una exitosa transición a la adultez. En este contexto la sexualidad y las relaciones afectivas constituyen temas centrales y desafiantes. En el entendido que la sexualidad es un aspecto fundamental de la vida humana, con dimensiones físicas, sicológicas, espirituales, sociales, económicas, políticas y culturales, no es posible entender la sexualidad sin referencia al género, así como no es posible entender la sexualidad sin su vinculación con la afectividad.

ASESORÍA TÉCNICA PARA EL DISEÑO DE UN PROGRAMA DE SEXUALIDAD, AFECTIVIDAD Y GÉNERO.

El objetivo de este servicio es asesorar técnicamente al Establecimiento Educacional, en el diseño de un Programa de Sexualidad, Afectividad y Género, basado en lineamientos institucionales y reflexión de la comunidad educativa, con metodología participativa e integradora.

Esta Asesoría considera el desarrollo de un proceso de formación y reflexión por parte del Equipo Directivo, Equipo Docente y Asistentes de la Educación, una aproximación diagnóstica con participación de estudiantes y apoderados respecto de necesidades, intereses y estrategias de intervención, para finalizar en el diseño de una propuesta integrada, participativa y acorde con los Valores y el Proyecto Educativo Institucional.

¿POR QUÉ CONSTRUIR UN PROGRAMA DE SEXUALIDAD, AFECTIVIDAD Y GÉNERO?

  • Facilita considerar el desarrollo psicológico y psicosexual de los estudiantes, y comprender procesos cognitivos, afectivos, biológicos, corporales, personales y sociales presentes en todo el transcurso de la vida escolar.
  • Permite contar con oportunidades de aprendizaje para reconocer valores y actitudes referidas a las relaciones sociales y sexuales.
  • Alienta a niños, niñas y jóvenes a asumir responsablemente su propio comportamiento y a respetar los derechos de los demás; a convivir respetando diferencias.
  • Propicia una reflexión y apreciación critica de los modelos, prácticas sociales y estereotipos de género que ofrece la sociedad.
  • Favorece la generación de factores protectores para el resguardo y prevención de la coerción, abuso, explotación, embarazo no deseado e infecciones de transmisión sexual.